De regreso a casa

Ustedes pasan semanas preparándose para la llegada de este día tan especial y la experiencia puede continuar muchas semanas después del regreso. Sin embargo, como en cualquier evento especial, la realidad puede ser diferente a lo esperado. El regreso del ser querido del servicio militar es un momento de felicidad, pero también representa un nuevo cambio significativo. Con una buena planificación, usted puede preparar a su niño para tener nuevamente a toda la familia junta.

Vídeos

PDF descargables

Consejos

  • Restablezca lazos de afecto

    Encuentre maneras para satisfacer nuevas necesidades a medida que su niño crece y se desarrolla durante el despliegue militar de uno de los padres.

    Restablezca lazos de afecto

    Recuerde que hasta unos pocos meses pueden ser un período largo en el desarrollo de un niño. Muchas cosas pudieron haber pasado en el tiempo entre el despliegue y el regreso a casa. Las relaciones han cambiado, los miembros de la familia se han desarrollado emocionalmente y los niños han crecido físicamente.

    Hablen con anticipación sobre lo que pueden esperar

    • Recuérdele a su niño que así como él ha cambiado en los últimos meses (creció unas pulgadas, pasó de grado en la escuela, aprendió a decir el abecedario o a montar la bicicleta sin las ruedas de entrenamiento), el padre o madre militar que regresa también ha cambiado (prestó servicio militar en lugares diferentes, ha pasado por situaciones difíciles y aprendió cosas nuevas).

    Adáptense poco a poco

    • Tome las cosas con calma y sea paciente. Si su niño se siente tímido durante el reencuentro con el papá o la mamá militar, muéstrele cómo mamá y papá se abrazan. Permita que su niño decida cuánto tiempo necesita para restablecer la relación.
    • Necesitará reajustar sus rutinas. Presente los cambios lentamente. Poco a poco, tendrán que aprender cómo funcionar de nuevo como una familia unida. Colabore con los niños más pequeños para que puedan adaptarse a los cambios de rutina con los imprimibles Cosas que hacemos juntos y Dibuja esto.

    Reconforte a su niño

    • Puede que su niño continúe albergando sentimientos de tristeza, enojo, ansiedad o confusión, aún después de que el padre o la madre militar hayan regresado a casa. También le puede ser difícil restablecer una relación si sabe que el padre que sirvió en el ejército podría irse otra vez. Consuele al niño con ternura, constante y diariamente. ¡Los abrazos vienen bien!
    • Utilice el imprimible Un bolsillo lleno de corazones para motivar la comunicación y las expresiones de amor. Si su niño es mayor, piense en dejarle mensajes positivos en papeles adhesivos pequeños.
    Siguiente: Múltiples bienvenidas
  • Múltiples bienvenidas

    Desarrolle herramientas para manejar las múltiples bienvenidas y los constantes ajustes.

    Múltiples bienvenidas

    Cuando un miembro de las fuerzas armadas queda sujeto a un nuevo despliegue, toda la familia participa del despliegue. Para un niño, los despliegues militares significan cambios constantes.

    Espere para hablar sobre el siguiente despliegue militar

    • Es importante no mencionar el despliegue hasta que haya llegado la orden militar final y hayan señales visibles de que un cambio está por ocurrir, como cuando tienen que empacar.

    Preste consuelo cuando dé la noticia

    • Enfatice que las partidas de despliegue son parte del trabajo en las fuerzas armadas. Asegúrele a su niño, cada vez que sea necesario, que el despliegue militar no es el resultado de algo que hizo o dijo.
    • Use el despliegue militar anterior como ejemplo. Dígale a su niño: “¿Recuerdas cuando papá (o mamá) partió a prestar servicio en el ejército la última vez? Fue difícil, pero seguimos siendo una familia y seguiremos siéndolo”. Repita las ideas y las estrategias que le fueron de ayuda antes y recurra a las personas en que confía. Sea flexible ya que cada despliegue militar es diferente.

    Muéstrese disponible para hablar y escuchar

    • Evite decir: “No te sientas mal” o “No llores”. Lo más importante para su niño es saber que usted le escucha.
    • No se sorprenda si tiene que contestar la misma pregunta una y otra vez. Puede que su niño quiera saber, por ejemplo, por qué mamá o papá tiene que irse otra vez, pero el papá o mamá de un amigo no tiene que hacerlo. En este caso, tal vez puede decir: “Porque todos tenemos trabajos diferentes. Tu mami trabaja en otro país (o en un lugar muy lejos)”.

    Pasen tiempos juntos antes de partir al ejército

    • Si usted tiene más de un niño, dedíquele tiempo a cada uno en cosas simples como leer juntos o ir al parque a jugar. Usted le estará dando un mensaje valioso: “Eres importante para mí”.
    Siguiente: Recursos adicionales
  • Recursos adicionales

    Enlaces útiles relacionados a De regreso a casa