Aflicción

La muerte de un ser querido en una familia militar presenta retos enormes. Su familia puede hallar apoyo en esta sección mientras ustedes enfrentan este tiempo tan difícil.

Vídeos

PDF descargables

Consejos

  • Explique la situación a su niño

    Aprenda estrategias para hablar con su hijo sobre la muerte.

    Explique la situación a su niño

    No es fácil hablar de la muerte con un niño, en particular la muerte de un miembro de su familia militar. Tal vez usted no se sienta seguro de cómo comenzar la conversación o qué decir exactamente; o quizás quiera proteger los sentimientos del niño del dolor que usted mismo está viviendo. Sin embargo, hable de la situación con sinceridad y sin reservas porque es importante para la salud mental y el bienestar de su niño.

    Explique lo sucedido

    • Explique qué es la muerte a los niños pequeños con delicadeza. Trate de ser lo más concreto posible. Por ejemplo, podría decir: “Cuando una persona muere, su cuerpo deja de funcionar. El corazón deja de palpitar y el cuerpo para de moverse, ya no come ni respira”. Los niños mayores quizás tengan un mejor entendimiento de la muerte, pero aún les será difícil comprender que la muerte puede pasarle a un ser querido o conocido.
    • Tal vez el niño sienta curiosidad por la naturaleza de la muerte, qué sucede después de la muerte o quiera saber los detalles específicos de la muerte de un ser querido. Responda de manera sencilla y directa a las preguntas del niño. Comparta la información básica cuando sea apropiado y no tenga miedo de admitir que no tiene todas las respuestas.
    • A veces, los niños no comprenden que la muerte es una situación permanente. El niño podría preguntar: “¿Cuándo regresará mi papá?”. Use palabras como “murió” y “muerte”. Aunque frases como “mamá se durmió”y “perdimos a papá” parezcan delicadas, pueden ser confusas para el niño.
    • En el caso de que un miembro de la familia militar se haya suicidado, cuéntele los hechos verdaderos al niño para no exponerlo a las preguntas sobre el suicidio que otros hagan. Es esencial enfatizar que la persona que murió estaba enferma. Por ejemplo, puede decirle a su niño: “El cerebro de tu papi no tenía buena salud y por eso su cuerpo dejó de funcionar”. Traten de pensar en los recuerdos positivos del ser querido en vez de la manera en que murió.

    Responda a la imaginación infantil

    • En caso de muerte de un miembro en el servicio militar, el niño podría sacar conclusiones incorrectas. Por ejemplo, puede culparse de lo sucedido (“Si no me hubiera enojado, papá no hubiese muerto”) y pensar que puede revivir a la persona si se porta bien. Recuérdele al niño que sus acciones no tuvieron nada que ver con la muerte del ser querido ni pueden hacer nada para revertirla.
    • El niño puede suponer que el papá o la mamá no ha muerto realmente porque no ven el cuerpo. Téngale paciencia y esté listo para repetir los hechos varias veces. Ofrézcale consuelo a su niño de esta manera: “Aunque no podemos revivir a (papá, mamá u otro familiar), siguen viviendo en nuestros corazones cuando lo recordamos”.

    Ofrezca consuelo

    • Quizás el niño se preocupe por usted y piense que si uno de los padres que sirvió en el ejército puede morir, el otro también se morirá. Para tranquilizarlo, dígale por ejemplo: “Nadie puede prometer que no se va a morir, pero podemos cuidarnos si mantenemos la buena salud y la fortaleza personal. Espero que viviremos por mucho tiempo en la compañía del otro”.
    • La pregunta “¿Quién va cuidarme?” surge comúnmente en la mente de los niños después de la muerte de un padre que ha servido en las Fuerzas Armadas. Demuéstreles cómo usted y otras personas los cuidarán.
    • Esta es una época difícil tanto para usted como para el niño. Por ello, busque el apoyo de familiares, amigos y de la comunidad. Déjele saber al niño que nadie puede ocupar el lugar del padre o de la madre que murió, pero explíquele que otros solo quieren ayudar a la familia.
    Siguiente: Pasos para comunicarse y mantenerse en contacto
  • Pasos para comunicarse y mantenerse en contacto

    Descubran maneras en que pueden lidiar juntos en familia con la adicción.

    Pasos para comunicarse y mantenerse en contacto

    La aflicción es un sentimiento intenso de tristeza relacionado con la muerte de un ser querido que embarga a toda la familia militar. La aflicción ante la muerte es un sentimiento complejo y comprende una serie de emociones que vienen y van como en oleadas. Pueden estar seguros de que la aflicción no tiene un solo modo ni una duración determinada. Cuando usted consuele a los niños afectados, recuerde que cada niño es único y sentirá la pena de una manera muy personal. Aunque la tristeza no desaparezca por completo, usted y su familia pueden fortalecerse mutuamente.

    Fomente la expresión de sentimientos en la familia militar

    • Explique con claridad a los niños que todos, incluyéndose usted, tienen sentimientos y que ninguno de ellos son demasiado grandes ni tan pequeños como para no hablar de ellos.
    • Está bien dejar que los niños le vean llorar y es aceptable llorar juntos. Explíqueles por qué usted llora. Explíqueles que usted solamente se siente triste, pero que está bien y que a veces es saludable expresarse así.
    • Es importante llegar a entender que los niños podrían sentirse enojados o desilusionados. Permítales que se expresen con libertad y declare que esos sentimientos son normales. Por ejemplo, puede decirle al niño: “Sé que estás enojado porque papá murió. A veces me siento igual”.
    • Los niños pueden llevar dentro varios sentimientos, como enojo, tristeza, desesperanza, desilusión, confusión, soledad, culpa y preocupación; pero no siempre tienen las palabras para identificarlos. Hable con los niños menores para encontrar juntos otras maneras para comunicarse. Por ejemplo, pueden dibujar o representar sus sentimientos con marionetas. Si tiene niños mayores, anímeles a llevar un diario personal o a escuchar música para explorar sus sentimientos.
    • Los sentimientos de enojo o frustración pueden llevar a comportamientos destructivos o dañinos. Provea a su niño medios seguros y constructivos para expresar estas emociones intensas. Anímele a correr, bailar o jugar con plastilina o masilla. El niño podrá sentirse más calmado y relajado si lo invita a escuchar música tranquila y a respirar profundamente.

    Sea paciente con el niño y obsérvelo

    • Si su niño no está listo para hablar inmediatamente, sea paciente. Déjele saber que usted estará ahí para escucharle cuando esté listo.
    • Para muchos niños pequeños, la aflicción es interrumpida temporalmente por un estado emocional tranquilo, solo para ser reemplazada nuevamente por aflicción unas horas, días o años más tarde. Los maestros u otros adultos tal vez le digan que sus niños “debieron haber superado” sus aflicciones, pero la aflicción es un proceso continuo.
    • Observar el comportamiento de sus niños podría ayudarle a entender sus necesidades. A veces las reacciones de los niños cuando enfrentan la muerte o la ausencia de uno de los padres pueden ser severas. Algunos sentimientos o comportamientos pueden persistir, intensificarse o ser más frecuentes, mostrando la necesidad de más atención. Por ejemplo, los niños pueden tener pesadillas o pensamientos tenebrosos, tener dificultad para dormir, mostrar irritabilidad excesiva, desarrollar nuevos temores o exhibir comportamientos de retroceso. Si tiene alguna preocupación acerca del comportamiento de su niño, busque ayuda profesional de inmediato.

    Recuerde que siguen siendo una familia

    • Cuide de usted mismo para que pueda cuidar mejor de sus niños. Trate de mantener rutinas sanas. Haga actividades que disfrute y que le ayuden a sentirse calmado.
    • Deje que sus niños sean niños. Esto aplica particularmente a los niños mayores quienes podrían tener nuevas responsabilidades pero que aún necesitan oportunidades para divertirse y jugar.
    • Ofrézcales maneras positivas de ver el futuro: “Vamos a estar bien. Aún somos una familia y nuestro dolor sanará”.
    • Encuentre estrategias adicionales para ayudar a su familia a sanar imprimiendo Las tarjetas de cariño de Hablen, escuchen, conecten.
    Siguiente: Empéñese por seguir adelante
  • Empéñese por seguir adelante

    Mantenga vivos los recuerdos mientras permanece positivo acerca del futuro.

    Empéñese por seguir adelante

    A veces los sentimientos de aflicción no desaparecen totalmente pero, con el tiempo, se harán más fáciles de sobrellevar. En algún momento notará que usted y su familia están tomando “momentos libres de aflicción”, esos ratos en que se olvidan de la tristeza causada por la pérdida de un familiar militar. Permítanse sentirse felices nuevamente. Estén seguros que la memoria de su ser querido continuará viva en sus corazones a medida que la familia sigue adelante.

    Hay varias maneras de decir adiós al familiar militar que murió

    • El funeral podría ser el momento para dar el primer paso en el proceso de la aflicción, pero su familia militar también se podría beneficiar de un servicio privado. Planee este servicio con sus niños, e invite a los familiares y amigos más cercanos. Permita que todos compartan sus recuerdos y anécdotas. ¡También podrían compartir recuerdos divertidos que los hagan reír!
    • Pueden trabajar juntos en familia para hacer un jardín con las flores favoritas de su ser querido o plantar un árbol en su honor.

    Mantenga vivo los recuerdos

    • Busque maneras de celebrar la vida de su ser querido y el lugar importante que tiene en su familia. Por ejemplo, puede continuar celebrando el cumpleaños de su ser querido, comer su comida favorita o escuchar su canción favorita juntos.
    • Si las tradiciones religiosas son parte de su vida familiar, incorpórelas a sus celebraciones.
    • Para mantener vivos los recuerdos, miren juntos fotografías o lleven consigo un recuerdo en sus bolsillos: un caracol pequeño o una piedra de algún lugar que visitaban con su ser querido
    • En familia, reúnan las fotos, la ropa o las cosas preferidas de su ser querido. Túrnense para relatar o escribir anécdotas sobre cada artículo y recordar gratos momentos. También pueden grabar anécdotas en su cámara de video o teléfono celular.
    • Intente descargar la Cadena de los recuerdos y crear en familia un recuerdo de su ser querido.

    Establezca una “nueva vida normal”

    • Cree nuevas rutinas. Recuerde que aún pueden divertirse y amar.
    • Una nueva estructura familiar puede surgir. Usted puede notar que tiene la posibilidad de vivir en un lugar diferente o sentir que quiere compartir su vida con otras personas que han pasado por experiencias similares.
    • Con el tiempo, podrá planificar ocasiones especiales, para darle a su familia algo que esperar en el futuro.
    Siguiente: Recursos adicionales
  • Recursos adicionales

    Enlaces útiles relacionados a Aflicción